dijous, 30 de setembre de 2010

Catarsis

Catarsis. Cuando ESO pasa cierro los ojos muy fuerte y trato de hacer una fotografía mental. Debo de tener más de veintidós mil estampas grabadas en la memoria. La luna rojiza y menguante magnificando nuestra vista de la Ciutadella y las torres Mapfre desde la terraza. Mi hombro izquierdo y mi pelo revuelto por el viento desde el retrovisor de la moto. Las huellas de nuestros pies en la orilla. Un niño egipcio ofreciéndome una rosa. En la carretera, intento grabar cada detalle: una luz muy suave, todos los colores y sus tonalidades, cada canción y cada olor que entra por la ventana. La jodida suavidad. El extraño placer que siento al compadecerme de mi misma. Nuestro reflejo en el televisor apagado desde su cama. Toda la pureza del mundo representada en su rostro y un hilo de sangre asomándose desde su nariz a las once del mediodía, muertos de calor y cansancio y sintiéndonos las personas más afortunadas del mundo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada