dilluns, 7 de març de 2011

Imeils anónimos


Todo lo que calla la noche.

Está en tu lengua al atravesar mis dientes.

Nuestros cuerpos enredados en esta sábana del tiempo.

Entre tu piel y la mía no hay ni un segundo.

Aunque al besar tu espalda se pare el tiempo.



 (Gracias, majo.)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada