dijous, 28 d’abril de 2011


Una de esas tardes que pasamos Maria y yo fumando hierba se me ocurrió pillar de algo ropa de su armario, disfrazarla un poquito y hacerle fotos en diferentes posturas. No puedo decir que no nos lo pasamos pipa. Muchas risas garantizadas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada